Joyas y bisutería

Joyería hecha a mano para un look muy personal

Metales, fieltro, vidrio, cuero y otros materiales dan vida a estas preciosas joyas y piezas de bisutería. Como detalle clave de tu outfit o para regalar en una ocasión especial. Esta colección te sorprenderá.
Handmade by Nanu Alwin
Filtros Filtros
0.00 EUR 250.00 EUR
Tus filtros: Borrar filtros
  • Relevancia
  • nuevo y aún por descubrir
  • Más vistos
  • Los preferidos
  • Más recientes
  • Precio en orden ascendente
  • Precio en orden descendente

Bisutería: una bella tentación que dicta la moda

¿Qué es un gran traje sin complementos? Sin estos toques de luz que una joya aporta a nuestro look para realzar su belleza y definir su personalidad. Sin ese complemento ideal, con el que hombres y mujeres encuentran su estilo y logran sentirse diferentes, glamourosos y por supuesto, muy trendy.

En aquella época los accesorios se llevaban en ambos sexos con forma de cruces, medallas, anillos de knotwork, collares gruesos, anillos con gemas de todos los tamaños y colores, brazaletes amartillados, gargantillas de abalorios, broches (que también se usaban como cierre) y todo tipo de amuletos para atraer la buena suerte y protegerse del mal. Oro, cobre y plata fueron entonces las principales materias primas para crear joyas que destacaban por su fuerte carga mística o simbólica, y cuyas formas relacionaban al hombre con el mundo de la naturaleza y lo divino.

"Los diamantes son el mejor amigo de una mujer"

Marilyn Monroe

El maravilloso mundo de la bisutería

El dinero no da felicidad, ¡los diamantes sí! La rubia más sexy del mundo, Marilyn Monroe tenía una gran debilidad por este preciado mineral y no se cansaba de repetir que la mejor amiga de cualquier mujer es, sin duda, su colección de diamantes. Nosotros ampliaríamos este sabio mensaje con otras piezas recurrentes del universo orfebre, como piedras preciosas o semipreciosas incrustadas en todo tipo de joyas de oro, plata, bronce, platino, titanio o paladio.

Joyería y bisutería: materiales, técnicas y composición

Las piezas de alta joyería se trabajan con metales preciosos, como oro, platino, titanio, plata o paladio en su estado más puro o bien en forma de aleaciones. La cantidad de estos materiales en una pieza determina su calidad y el valor mercantil: a más porcentaje, más alto sería el precio de una joya. En caso de oro amarillo, rosa o blanco la calidad se mide en quilates (K), siendo su forma más pura el oro de 24 K. No obstante, debido a su gran maleabilidad y predisposición a los arañazos, el oro puro no se utiliza en la fabricación de joyas para evitar su deformación y desgaste prematuro. Para sus creaciones los joyeros lo mezclan con otros metales más resistentes, obteniendo aleaciones de oro de 9K (37,5% de oro fino), 10K (41,7%), 14K (58,3%), 18K (75%) y 22K (91,6%), listas para convertirse en joyas tan bellas como duraderas. A su vez, las aleaciones de platino cuentan con un rango de pureza entre 90 y 95%. Esto significa que las joyas de platino tienen un muy bajo porcentaje de metales 'intrusos', lo que les convierte en piezas de muy alto valor comercial que en numerosas ocasiones supera al del propio oro.

La calidad de accesorios de plata se evalúa en función de su pureza medida en milésimas (mm). Así, una joya de 1000 milésimas sería una pieza de plata en su estado más puro. Sin embargo, los orfebres no utilizan este precioso metal en su forma natural, ya que es extremadamente maleable, se deforma con facilidad e impide a los joyeros realizar su trabajo con normalidad. Por tanto, en la mayoría de los casos las joyas se fabrican con plata de 925 que, en realidad, representa una mezcla con otros metales (normalmente, cobre) y cuyos correspondientes porcentajes serían un 92,5% de plata y un 7,5% de cobre. En caso de bisutería, se emplean materiales como acero inoxidable, madera, vidrio, arcilla, plástico y polímeros moldeables trabajados de múltiples formas. Una de las técnicas más populares en bisutería artesanal es soutache, que consiste en usar un cordón de rayón para bordar o unir entre sí todo tipo de abalorios: perlas, cuentas, cabuchones, camafeos, etc. Este método permite crear fantásticas pulseras, collares, pendientes, brazaletes y otras joyas realmente espectaculares. En orfebrería, las técnicas decorativas y de fabricación que más se utilizan son forja, martillado, soldadura, fundición, estampado, filigrana y, por supuesto, el método de chapado que consiste en colocar una fina capa de oro, plata o rodio sobre otro metal.

Cómo elegir una joya y que no te vendan gato por liebre

A la hora de comprar una joya, ten en mente una serie de detalles que puedan indicar si se trata de una pieza de calidad o de una imitación barata. He aquí algunas pistas:

  • Un vendedor con prisa no es de fiar.
  • Una joya con diamantes debe ir acompañada siempre por un certificado de calidad emitido por un laboratorio gemológico independiente y nunca por la propia tienda.
  • Una circonita y un diamante a primera vista pueden parecer idénticos. Sin embargo, la principal diferencia entre ellos está en que un diamante nunca es transparente debido a su estructura y refleja más de un 70% de luz, por lo que su brillo es muy especial.
  • Las joyas de oro y plata deben llevar dos marcas: una de su fabricante y otra de un laboratorio independiente.
  • A diferencia de las perlas falsas, las auténticas emiten una suave luz desde su interior y, al ser joyas orgánicas, se adaptan a la temperatura de nuestro cuerpo cuando están en contacto con él.

Según las estadísticas, alrededor de un 10% de hombres y mujeres en todo el mundo son alérgicos a algún material utilizado en bisutería y pueden sufrir enrojecimiento de piel a la hora de usarla. La mejor forma de evitar este tipo de molestias es llevar piezas fabricadas con metales nobles o con un buen chapado en oro o plata para que, al entrar en contacto con la piel, no produzcan alergias.

Si estás buscando una joya para regalar, debes tener en cuenta el sexo, la edad y los gustos de esta persona a la que va destinado tu obsequio. Si se trata de una mujer u hombre con gustos sofisticados, una joya discreta, fina y sutil será la opción ideal. Si, en cambio, es alguien que se decanta por accesorios más atrevidos, le encantará una joya llamativa con piedras de colores y de tamaño generoso.

A veces, a la hora de elegir una joya para regalar, algunos tienen en cuenta la profesión del beneficiario. Por ejemplo, cirujanos, mineros o carpinteros no suelen llevar joyas en su trabajo, ya sea por razones de higiene (en caso de cirujanos) o para evitar que estas se queden atrapadas a las máquinas y les causen graves lesiones. En cualquier caso, nosotros recomendamos quitarse las joyas y anillos antes de comenzar a trabajar.

Estilos de bisutería: ¿cuál es el tuyo?

La bisutería no es sólo un accesorio, es un reflejo de nuestra personalidad. El boom de los complementos low cost comenzó a mediados del siglo XX, cuando los diseñadores de alta costura se lanzaron a crear piezas de bisutería prácticamente indistinguibles de las joyas 'auténticas'. Icono de estilo, la mismísima Coco Chanel no se cansaba de llevar accesorios de bajo coste, convirtiéndolos en objetos de culto y símbolo del buen gusto y elegancia parisina.

Y para tu mascota favorita hemos preparado auténticas maravillas gatunas y perrunas: pajaritas de colores, collares de cuentas con motivos étnicos, colgantes en forma de hueso, arnés de cuero con lazos y flores, gorritos con pompones y otros accesorios hechos con amor al mundo animal. ¡Porque a nuestros peludos también les gusta ir guapos llevando una joya reluciente!

Este año trae consigo colores vibrantes, formas asimétricas y diseños singulares en versión XXL. Todos ellos, plasmados en la bisutería étnica que nos ofrece collares 'peto', plumas tornasoladas de inspiración tribal, perlas naturales sin tratar, cadenas doradas con pompones de estilo inca y gargantillas inspiradas en la naturaleza salvaje.

Otra favorita del año, la bisutería barroca sigue pisando fuerte y vuelve para deleitarnos con sus largos collares de aire romántico decorados con perlas, piedras de colores o colgantes en tonos dorados; exuberantes pendientes de estilo rococó y gargantillas de inspiración gótica adornadas con múltiples cadenas.

Joyas con formas geométricas, pulseras manguitas y pendientes solitarios en tamaño maxi también reclaman su protagonismo y prometen seducir al mundo fashion con su frescura y originalidad. Sofisticación, lujo, exclusividad, diseños únicos...

Y si te gusta el DIY, también puedes hacerte con el material de bisutería necesario para crear tus propias joyas según tus gustos. Sigue nuestros tutoriales, inspírate con trucos e ideas y crea tu bisutería ideal. ¡Todo esto y mucho más te espera en el mágico mundo de DaWanda!